viernes, 28 de marzo de 2014


10 tortillas de harina
10 rebanadas de jamón de pavo
10 rebanadas de salami
10 rebanadas de queso mozzarella
2 piezas de jitomate lavados
1 pieza de pepino lavado
4 hojas de lechuga bola / romana


• Introducir las tortillas durante 15 segundos en el horno de microondas o calentar en comal.

• Partir los jitomates y el pepino en rebanadas delgadas. Reservar.

• Acomodar sobre una tortilla una rebanada de jamón doblada por la mitad, acomodar al lado una rebanada de queso, salami, jitomate, lechuga y pepino. Enrollar la tortilla para formar los burritos.

En una sartén a fuego suave, calentar los burritos por ambos lados. Servir bien caliente, acompañado de la salsa de su preferencia.


Recuerda que todos los ingredientes los encuentras en www.cremeriaelrey.com

16:45 Irradia Diseño

10 tortillas de harina
10 rebanadas de jamón de pavo
10 rebanadas de salami
10 rebanadas de queso mozzarella
2 piezas de jitomate lavados
1 pieza de pepino lavado
4 hojas de lechuga bola / romana


• Introducir las tortillas durante 15 segundos en el horno de microondas o calentar en comal.

• Partir los jitomates y el pepino en rebanadas delgadas. Reservar.

• Acomodar sobre una tortilla una rebanada de jamón doblada por la mitad, acomodar al lado una rebanada de queso, salami, jitomate, lechuga y pepino. Enrollar la tortilla para formar los burritos.

En una sartén a fuego suave, calentar los burritos por ambos lados. Servir bien caliente, acompañado de la salsa de su preferencia.


Recuerda que todos los ingredientes los encuentras en www.cremeriaelrey.com

lunes, 24 de marzo de 2014


1 kilo de salchicha
1 cebolla
5 chiles jalapeños
5 limones


• Pica la cebolla, los chiles y las salchichas en rodajas.

• Por otro lado ponemos un sartén un poco de aceite, agregamos la cebolla, los chiles y ya que estén un poco dorados añadimos las salchichas

• Dejamos que se doren a fuego lento ya que estén listas apagamos la estufa y agregamos el jugo de los limones las tapamos y las dejamos reposar por unos 5 minutos.

• Listas tu salchichas ponlas en un platón con palillos.


Recuerda que todos los ingredientes los encuentras en www.cremeriaelrey.com

15:19 Jorge Cruz

1 kilo de salchicha
1 cebolla
5 chiles jalapeños
5 limones


• Pica la cebolla, los chiles y las salchichas en rodajas.

• Por otro lado ponemos un sartén un poco de aceite, agregamos la cebolla, los chiles y ya que estén un poco dorados añadimos las salchichas

• Dejamos que se doren a fuego lento ya que estén listas apagamos la estufa y agregamos el jugo de los limones las tapamos y las dejamos reposar por unos 5 minutos.

• Listas tu salchichas ponlas en un platón con palillos.


Recuerda que todos los ingredientes los encuentras en www.cremeriaelrey.com

miércoles, 19 de marzo de 2014




Emprender un negocio propio es una experiencia única y extraordinaria. Sin embargo cuando las cosas se complican y de pronto te das cuenta que estás atrapado en una tormenta de deudas de la cual pareciera imposible salir, es entonces cuándo necesitas tomar acciones y decisiones drásticas con sentido urgente.

Hoy te compartimos 10 consejos que puedes comenzar a practicar hoy mismo para salir de deudas y restaurar tu negocio. Dice un viejo refrán que la mitad de la solución del problema, es justamente reconocer el problema. Y en el tema de las deudas, esto es fundamental.

¿Qué es lo que te ha llevado a ti y a tu negocio a la situación en la que estás?

Las razones por la que muchos negocios llegan a estar en dificultades económicas al punto de estar en riesgo de quebrar pueden ser variadas:



• Cambios en condiciones del mercado

• Situaciones de crisis global que afecten directamente tu negocio.

• Decisiones políticas variables como: condiciones fiscales o políticas de importación y exportación.

• Delincuencia

• Perdida de clientes importantes

• Mala administración de los recursos financieros

• Negligencia



Sin embargo, es lamentable reconocer que las razones principales por las cuales las empresas experimentan serios problemas de endeudamiento suelen ser las dos últimas: Negligencia y mala administración.

Cualesquiera que sean las razones, debes estar claro que librarse de las deudas puede tomar tiempo, y entre más tiempo dejes pasar para comenzar a actuar los efectos pueden ser peores. Así que te recomiendo, después de terminar de leer este artículo, tomar lápiz y papel y comenzar a tomar algunas decisiones importantes para salir de deudas:

1. Debes identificar cuáles son realmente las causas que están afectando a tu negocio.

2. Analiza inmediatamente y a conciencia tu presupuesto mensual. Identifica los gastos fijos mensuales que sean totalmente imprescindibles y elimina los demás.

3. Elabora una radiografía de tus deudas (pasivos). Este es un resumen completo de todas las deudas que tienes actualmente. Este será tu estado pasivo real y es mejor tenerlo muy claro desde este momento, para proyectar un plan realista.

4. Negocia con tus acreedores. Uno de los pasos más importantes en bien de salir de tus deudas es la negociación. La presión de los acreedores suele ser muy fuerte especialmente cuando no reciben un centavo de tu parte. Sin embargo, te sorprenderás cuan dispuestos estarán muchos de ellos (especialmente los más grandes) a reacondicionar tu deuda si te acercas abiertamente a negociar y solicitar una ayuda con los pagos.

5. No intentes saldar una deuda con otra. Otro error común que cometemos cuando tenemos tanta presión es pretender pagar deudas haciendo préstamos o utilizando tarjetas de crédito. Esta es una tentación demasiado frecuente que debemos evitar a toda costa.

6. Recorta inmediatamente los gastos hormiga. Este punto esta directamente relacionado con el punto No.2, pero lo menciono separadamente a fin de resaltar lo importante de recortar con firmeza todos aquellos pequeños gastos que apenas se notan pero que en conjunto consumen una cantidad muy grande de efectivo valioso para pagos.

7. Evalúa y ajusta tu nómina. Lamentablemente en tiempos difíciles, es conveniente y urgente revisar la nómina. Desde luego, prescindir de personal valioso no es lo que todos quisiéramos, pero es una de las medidas obligadas cuando la sobrevivencia de la compañía lo pide a gritos. Analiza los puestos y procura una redistribución inteligente del trabajo de tal manera que puedas seguir haciendo lo mismo con menos personal.

8. No prometas algo que no puedes cumplir. El problema cuando queremos desesperadamente salir de deudas es que nos comprometemos (equivocadamente) con nuestros acreedores a cumplir en cierta fecha o con ciertas cantidades, sabiendo muchas veces que no podremos pagar en dichas condiciones. Ese es un mal hábito que debe cesar para evitar perder aún mas la credibilidad.

9. Vende más, gasta menos. La optimización de recursos debería ser un hábito constante. Pero para salir de deudas, es un hábito obligatorio. Si no tienes suficientes vendedores, deja el escritorio y sal a la calle a conseguir más ventas, más clientes, más negocios. Recuerda que la comodidad es enemigo de los negocios exitosos.

10. Si es necesario, cambia de rumbo. Finalmente debes estar preparado aún para cambiar el rumbo de tu empresa. Si las condiciones actuales de tu negocio han variado, si tu mercado cambio, si las posibilidades de continuar operando saludablemente son lejanas, entonces debes estar dispuesto a considerar un cambio de dirección. Ya sea que consideres otra línea de productos, otra clase de negocio o bien una empresa nueva, esto es totalmente válido y aceptable. Simplemente asegúrate de cumplir con tus compromisos y entonces tomate tiempo para planearr y dar el paso de hacer los cambios que consideres convenientes en tu negocio.

Si bien estos consejos son bastante prácticos y estoy seguro que te ayudarán a rescatar tu negocio, debes estar muy claro que no será fácil. De hecho, se requiere mucha fortaleza para salir adelante y soportar el agravio, muchas veces la vergüenza y hasta el peso de la condena de las personas cercanas, pero finalmente es un precio que hay que pagar.

Respecto al fracaso, no te preocupes. El fracaso solamente es parte del camino en la carrera del éxito.

fuente: http://www.pepeytono.com.mx/mejora_tu_empresa/consejos_para_salir_de_deudas_y_restaurar_tu_negocio
13:17 Jorge Cruz



Emprender un negocio propio es una experiencia única y extraordinaria. Sin embargo cuando las cosas se complican y de pronto te das cuenta que estás atrapado en una tormenta de deudas de la cual pareciera imposible salir, es entonces cuándo necesitas tomar acciones y decisiones drásticas con sentido urgente.

Hoy te compartimos 10 consejos que puedes comenzar a practicar hoy mismo para salir de deudas y restaurar tu negocio. Dice un viejo refrán que la mitad de la solución del problema, es justamente reconocer el problema. Y en el tema de las deudas, esto es fundamental.

¿Qué es lo que te ha llevado a ti y a tu negocio a la situación en la que estás?

Las razones por la que muchos negocios llegan a estar en dificultades económicas al punto de estar en riesgo de quebrar pueden ser variadas:



• Cambios en condiciones del mercado

• Situaciones de crisis global que afecten directamente tu negocio.

• Decisiones políticas variables como: condiciones fiscales o políticas de importación y exportación.

• Delincuencia

• Perdida de clientes importantes

• Mala administración de los recursos financieros

• Negligencia



Sin embargo, es lamentable reconocer que las razones principales por las cuales las empresas experimentan serios problemas de endeudamiento suelen ser las dos últimas: Negligencia y mala administración.

Cualesquiera que sean las razones, debes estar claro que librarse de las deudas puede tomar tiempo, y entre más tiempo dejes pasar para comenzar a actuar los efectos pueden ser peores. Así que te recomiendo, después de terminar de leer este artículo, tomar lápiz y papel y comenzar a tomar algunas decisiones importantes para salir de deudas:

1. Debes identificar cuáles son realmente las causas que están afectando a tu negocio.

2. Analiza inmediatamente y a conciencia tu presupuesto mensual. Identifica los gastos fijos mensuales que sean totalmente imprescindibles y elimina los demás.

3. Elabora una radiografía de tus deudas (pasivos). Este es un resumen completo de todas las deudas que tienes actualmente. Este será tu estado pasivo real y es mejor tenerlo muy claro desde este momento, para proyectar un plan realista.

4. Negocia con tus acreedores. Uno de los pasos más importantes en bien de salir de tus deudas es la negociación. La presión de los acreedores suele ser muy fuerte especialmente cuando no reciben un centavo de tu parte. Sin embargo, te sorprenderás cuan dispuestos estarán muchos de ellos (especialmente los más grandes) a reacondicionar tu deuda si te acercas abiertamente a negociar y solicitar una ayuda con los pagos.

5. No intentes saldar una deuda con otra. Otro error común que cometemos cuando tenemos tanta presión es pretender pagar deudas haciendo préstamos o utilizando tarjetas de crédito. Esta es una tentación demasiado frecuente que debemos evitar a toda costa.

6. Recorta inmediatamente los gastos hormiga. Este punto esta directamente relacionado con el punto No.2, pero lo menciono separadamente a fin de resaltar lo importante de recortar con firmeza todos aquellos pequeños gastos que apenas se notan pero que en conjunto consumen una cantidad muy grande de efectivo valioso para pagos.

7. Evalúa y ajusta tu nómina. Lamentablemente en tiempos difíciles, es conveniente y urgente revisar la nómina. Desde luego, prescindir de personal valioso no es lo que todos quisiéramos, pero es una de las medidas obligadas cuando la sobrevivencia de la compañía lo pide a gritos. Analiza los puestos y procura una redistribución inteligente del trabajo de tal manera que puedas seguir haciendo lo mismo con menos personal.

8. No prometas algo que no puedes cumplir. El problema cuando queremos desesperadamente salir de deudas es que nos comprometemos (equivocadamente) con nuestros acreedores a cumplir en cierta fecha o con ciertas cantidades, sabiendo muchas veces que no podremos pagar en dichas condiciones. Ese es un mal hábito que debe cesar para evitar perder aún mas la credibilidad.

9. Vende más, gasta menos. La optimización de recursos debería ser un hábito constante. Pero para salir de deudas, es un hábito obligatorio. Si no tienes suficientes vendedores, deja el escritorio y sal a la calle a conseguir más ventas, más clientes, más negocios. Recuerda que la comodidad es enemigo de los negocios exitosos.

10. Si es necesario, cambia de rumbo. Finalmente debes estar preparado aún para cambiar el rumbo de tu empresa. Si las condiciones actuales de tu negocio han variado, si tu mercado cambio, si las posibilidades de continuar operando saludablemente son lejanas, entonces debes estar dispuesto a considerar un cambio de dirección. Ya sea que consideres otra línea de productos, otra clase de negocio o bien una empresa nueva, esto es totalmente válido y aceptable. Simplemente asegúrate de cumplir con tus compromisos y entonces tomate tiempo para planearr y dar el paso de hacer los cambios que consideres convenientes en tu negocio.

Si bien estos consejos son bastante prácticos y estoy seguro que te ayudarán a rescatar tu negocio, debes estar muy claro que no será fácil. De hecho, se requiere mucha fortaleza para salir adelante y soportar el agravio, muchas veces la vergüenza y hasta el peso de la condena de las personas cercanas, pero finalmente es un precio que hay que pagar.

Respecto al fracaso, no te preocupes. El fracaso solamente es parte del camino en la carrera del éxito.

fuente: http://www.pepeytono.com.mx/mejora_tu_empresa/consejos_para_salir_de_deudas_y_restaurar_tu_negocio

lunes, 10 de marzo de 2014






La venta al menudeo no es un negocio fácil. Hay muchos factores que inciden positiva o negativamente, pero sin duda uno de los más importantes es el servicio. La receta para que sus clientes regresen una y otra vez, puede estar a un clic de distancia.

El comercio al menudeo dirigido directamente al consumidor final, es muy diferente hoy a lo que era hace cinco o diez años atrás. La competencia es cada vez más feroz, muchos comercios manejan los mismos productos o similares, los grandes supermercados venden prácticamente “de todo” y los sitios de venta directa a través de Internet van en aumento, todo esto conjugado con consumidores cada vez más educados y exigentes buscando calidad, servicio y precio. El problema estriba en que desde el punto de vista del cliente, comprarle a usted o a su competencia es prácticamente lo mismo, no hay ninguna diferencia. Sin embargo para usted, perder un cliente ante un competidor representa toda la DIFERENCIA, ya que sin ventas, no hay negocio que subsista.

Así que tenemos que buscar diferenciarnos de las demás opciones y una de las cosas que realmente puede influir es usted. Es USTED quien puede hacer de su empresa o comercio algo especial; un lugar al que los clientes siempre desearán volver y que recomendarán a otros, cuando tengan la necesidad del tipo de producto que usted vende. Para ello, el SERVICIO que ofrece al cliente y sus habilidades de comunicación son la clave.

Aquí le presentamos unos consejos para diferenciarse de su competencia al mejorar el SERVICIO que brinda a su clientela:

1. Busque la satisfacción total en cada cliente

Aunque nada fácil de lograr, usted debe conducirse bajo la premisa de que cada cliente que haga negocio con usted salga 100% satisfecho. Tenga presente que son los clientes la única razón por la que abrimos las puertas cada día. No existe nada más importante que un cliente. Las tareas administrativas... todas pueden esperar, pero un cliente no debe esperar. Por esta razón, un cliente nunca debe ser visto como una interrupción.

2. Deje su vida personal en casa

Todos nosotros tenemos días en que nos sentimos estupendamente, y días en lo que querríamos escondernos bajo la alfombra. Usted no debe permitir que su propio humor personal afecte la manera en que trata a un cliente. Todos esperan ser atendidos rápida y cortésmente. El cliente que entra no tiene por qué pagar las consecuencias de que se haya descumpuesto su automóvil camino al trabajo o de la última pelea con su pareja. El punto está en que el cliente no debiera ser capaz de notar alguna diferencia en el servicio que recibe, no importando que no sea su día de suerte.

3. Salude a cada cliente

Sin importar si el negocio está lleno o hay poco movimiento, todo cliente que entra debe ser recibido con algunas palabras de bienvenida. Un simple saludo como “buenos días” bastará y aunque parece una cosa sin importancia en realidad estará logrando dos cosas: la primera y la más importante… le está permitiendo saber que hay alguien ahí que puede asistirlo y que usted está contento de que haya entrado a su negocio. Y en segundo lugar, se crea un efecto colateral: saludar al cliente es también un resguardo contra el robo de mercancía. La gente está menos inclinada a robar mercancías si saben que hay alguien que está atento a su presencia.

4. Nunca califique a sus clientes por su apariencia

Dicen por ahí que “como te ven te tratan” y si usted actúa de esta forma con sus clientes, seguramente está perdiendo negocio. Es decir, simplemente por el hecho de que una persona no luzca como un posible comprador no implica que no pueda hacerlo. Sí lo vemos de manera objetiva, es prácticamente imposible predecir si la persona va a comprar o no basándose en su apariencia física. Atienda a toda persona como si fuera el mejor de sus clientes, porque posiblemente este o algún recomendado de este podría serlo. Cambie esta forma de actuar y le aseguro que se llevará gratas sorpresas.

5. Deje que el cliente tenga su espacio

Todos tenemos una cierta medida de "espacio personal" que necesitamos para poder sentirnos cómodos. Algunos clientes van a ser muy amigables y abiertos desde un principio, mientras que otros se sentirán incómodos si usted trata de acercarse demasiado. Aunque es apropiado ofrecer su nombre durante su presentación, por ejemplo: "Hola, me llamo María"), no le pregunte al cliente el suyo. Puede parecer una presión. Si él le ofrece su nombre, utilícelo para dirigirse a él durante la conversación. En esta misma línea, evite llamar a sus clientes "caballero" o peor aún... “damita”. Está comprobado que estas palabras hacen que personas jóvenes o de mediana edad tiendan a sentirse incómodas.

6. No interrumpa, ¡escuche al cliente!

Usted no debe interrumpir al cliente mientras habla. Muchas veces un vendedor detendrá a un cliente en medio de una oración, para decir algo que siente que es importante. Independientemente de cuán ansioso esté usted para exponer ese aspecto que sabe que el cliente simplemente va a adorar, espere hasta que haya terminado de hablar. Recuerde, "cuando el cliente está hablando, el cliente está comprando".

7. Baile al ritmo del cliente

Adapte su estilo al cliente. Un tono más relajado, más sencillo puede ser apropiado para algunos clientes, mientras que otros responderán mejor a uno más formal. Un buen vendedor no tiene solamente un estilo, sino que “sabe bailar al compás de todo tipo de música”.

Hay muchas maneras de hacer que la experiencia de compra en su comercio sea más placentera para su cliente. Lo que es importante recordar es que USTED puede hacer la diferencia.

http://consejospracticosparatenderos.blogspot.mx/2012/05/7-consejos-utiles-para-lograr-una.html

18:41 Irradia Diseño





La venta al menudeo no es un negocio fácil. Hay muchos factores que inciden positiva o negativamente, pero sin duda uno de los más importantes es el servicio. La receta para que sus clientes regresen una y otra vez, puede estar a un clic de distancia.

El comercio al menudeo dirigido directamente al consumidor final, es muy diferente hoy a lo que era hace cinco o diez años atrás. La competencia es cada vez más feroz, muchos comercios manejan los mismos productos o similares, los grandes supermercados venden prácticamente “de todo” y los sitios de venta directa a través de Internet van en aumento, todo esto conjugado con consumidores cada vez más educados y exigentes buscando calidad, servicio y precio. El problema estriba en que desde el punto de vista del cliente, comprarle a usted o a su competencia es prácticamente lo mismo, no hay ninguna diferencia. Sin embargo para usted, perder un cliente ante un competidor representa toda la DIFERENCIA, ya que sin ventas, no hay negocio que subsista.

Así que tenemos que buscar diferenciarnos de las demás opciones y una de las cosas que realmente puede influir es usted. Es USTED quien puede hacer de su empresa o comercio algo especial; un lugar al que los clientes siempre desearán volver y que recomendarán a otros, cuando tengan la necesidad del tipo de producto que usted vende. Para ello, el SERVICIO que ofrece al cliente y sus habilidades de comunicación son la clave.

Aquí le presentamos unos consejos para diferenciarse de su competencia al mejorar el SERVICIO que brinda a su clientela:

1. Busque la satisfacción total en cada cliente

Aunque nada fácil de lograr, usted debe conducirse bajo la premisa de que cada cliente que haga negocio con usted salga 100% satisfecho. Tenga presente que son los clientes la única razón por la que abrimos las puertas cada día. No existe nada más importante que un cliente. Las tareas administrativas... todas pueden esperar, pero un cliente no debe esperar. Por esta razón, un cliente nunca debe ser visto como una interrupción.

2. Deje su vida personal en casa

Todos nosotros tenemos días en que nos sentimos estupendamente, y días en lo que querríamos escondernos bajo la alfombra. Usted no debe permitir que su propio humor personal afecte la manera en que trata a un cliente. Todos esperan ser atendidos rápida y cortésmente. El cliente que entra no tiene por qué pagar las consecuencias de que se haya descumpuesto su automóvil camino al trabajo o de la última pelea con su pareja. El punto está en que el cliente no debiera ser capaz de notar alguna diferencia en el servicio que recibe, no importando que no sea su día de suerte.

3. Salude a cada cliente

Sin importar si el negocio está lleno o hay poco movimiento, todo cliente que entra debe ser recibido con algunas palabras de bienvenida. Un simple saludo como “buenos días” bastará y aunque parece una cosa sin importancia en realidad estará logrando dos cosas: la primera y la más importante… le está permitiendo saber que hay alguien ahí que puede asistirlo y que usted está contento de que haya entrado a su negocio. Y en segundo lugar, se crea un efecto colateral: saludar al cliente es también un resguardo contra el robo de mercancía. La gente está menos inclinada a robar mercancías si saben que hay alguien que está atento a su presencia.

4. Nunca califique a sus clientes por su apariencia

Dicen por ahí que “como te ven te tratan” y si usted actúa de esta forma con sus clientes, seguramente está perdiendo negocio. Es decir, simplemente por el hecho de que una persona no luzca como un posible comprador no implica que no pueda hacerlo. Sí lo vemos de manera objetiva, es prácticamente imposible predecir si la persona va a comprar o no basándose en su apariencia física. Atienda a toda persona como si fuera el mejor de sus clientes, porque posiblemente este o algún recomendado de este podría serlo. Cambie esta forma de actuar y le aseguro que se llevará gratas sorpresas.

5. Deje que el cliente tenga su espacio

Todos tenemos una cierta medida de "espacio personal" que necesitamos para poder sentirnos cómodos. Algunos clientes van a ser muy amigables y abiertos desde un principio, mientras que otros se sentirán incómodos si usted trata de acercarse demasiado. Aunque es apropiado ofrecer su nombre durante su presentación, por ejemplo: "Hola, me llamo María"), no le pregunte al cliente el suyo. Puede parecer una presión. Si él le ofrece su nombre, utilícelo para dirigirse a él durante la conversación. En esta misma línea, evite llamar a sus clientes "caballero" o peor aún... “damita”. Está comprobado que estas palabras hacen que personas jóvenes o de mediana edad tiendan a sentirse incómodas.

6. No interrumpa, ¡escuche al cliente!

Usted no debe interrumpir al cliente mientras habla. Muchas veces un vendedor detendrá a un cliente en medio de una oración, para decir algo que siente que es importante. Independientemente de cuán ansioso esté usted para exponer ese aspecto que sabe que el cliente simplemente va a adorar, espere hasta que haya terminado de hablar. Recuerde, "cuando el cliente está hablando, el cliente está comprando".

7. Baile al ritmo del cliente

Adapte su estilo al cliente. Un tono más relajado, más sencillo puede ser apropiado para algunos clientes, mientras que otros responderán mejor a uno más formal. Un buen vendedor no tiene solamente un estilo, sino que “sabe bailar al compás de todo tipo de música”.

Hay muchas maneras de hacer que la experiencia de compra en su comercio sea más placentera para su cliente. Lo que es importante recordar es que USTED puede hacer la diferencia.

http://consejospracticosparatenderos.blogspot.mx/2012/05/7-consejos-utiles-para-lograr-una.html

viernes, 7 de marzo de 2014







El robo por parte de empleados tiene relación con la administración y el establecimiento, la falta de control de inventario o no tomar precauciones al contratar personal; el robo por terceros regularmente es de dinero o bienes de alto valor.


De acuerdo con el Gobierno Federal en general los robos incrementan los fines de semana, los días de quincena, periodos vacacionales y las horas de mayor actividad.

Aquí algunas recomendaciones:


• Cuenta con una iluminación adecuada para visualizar perfectamente el negocio.

• Puedes incorporar un sistema que avise el ingreso de personas al local pueden ser desde unas campanillas hasta un sensor de movimiento en la puerta.

Coloca a tu alcance aquellos productos que consideres sean de fácil robo y los más caros; por ejemplo cigarrillos, jabones, golosinas…

Si entran personas con bolsas grandes, morrales, abrigos, ropa abultada y mochilas y al final no compran nada esto puede ser una actitud sospechosa.

Se cuidadoso a la hora de contratar personal.

Instala espejos en las esquinas de la tienda para evitar puntos ciegos.

Coloca los productos pequeños en filas ordenadas así será fácil ver si hace falta algo.

Refuerza puertas y ventanas.

• Cuando abras o cierres tu negocio, trata de estar siempre acompañado, y verifica que no haya personas sospechosas a tu alrededor.

Mantén el control de las llaves del negocio así como de duplicados.

Transporta las sumas grandes de dinero acompañado de alguien de confianza.

Mantén la caja únicamente con el mínimo necesario.

http://revistatiendatek.com/

16:21 Irradia Diseño






El robo por parte de empleados tiene relación con la administración y el establecimiento, la falta de control de inventario o no tomar precauciones al contratar personal; el robo por terceros regularmente es de dinero o bienes de alto valor.


De acuerdo con el Gobierno Federal en general los robos incrementan los fines de semana, los días de quincena, periodos vacacionales y las horas de mayor actividad.

Aquí algunas recomendaciones:


• Cuenta con una iluminación adecuada para visualizar perfectamente el negocio.

• Puedes incorporar un sistema que avise el ingreso de personas al local pueden ser desde unas campanillas hasta un sensor de movimiento en la puerta.

Coloca a tu alcance aquellos productos que consideres sean de fácil robo y los más caros; por ejemplo cigarrillos, jabones, golosinas…

Si entran personas con bolsas grandes, morrales, abrigos, ropa abultada y mochilas y al final no compran nada esto puede ser una actitud sospechosa.

Se cuidadoso a la hora de contratar personal.

Instala espejos en las esquinas de la tienda para evitar puntos ciegos.

Coloca los productos pequeños en filas ordenadas así será fácil ver si hace falta algo.

Refuerza puertas y ventanas.

• Cuando abras o cierres tu negocio, trata de estar siempre acompañado, y verifica que no haya personas sospechosas a tu alrededor.

Mantén el control de las llaves del negocio así como de duplicados.

Transporta las sumas grandes de dinero acompañado de alguien de confianza.

Mantén la caja únicamente con el mínimo necesario.

http://revistatiendatek.com/